LA VEGA DE ORANDI

LA VEGA DE ORANDI

Si hay un lugar mágico para mí en Covadonda es la vega de Orandi. A esta preciosa vega de alta montaña solíamos subir muy frecuentemente, yo diría que un par de veces al mes con un bocadillo y un par de balones de fútbol para pasar el día allí. Lo normal es subir por las Moferas (o Boferas) por una pista a unos dos o tres kilómetros de iniciada la carretera a los lagos bordeando el monte Auseva. Nosotros subíamos por un empinado camino que se iniciaba justo al comenzar la subida a los lagos. Ese hermosisimo valle esta rodeado de altas laderas y un hermoso bosque y lo recorre el río las Mestas que se adentra en un extremo del valle en la sima de Orandi para volver a aparecer en un mágico salto debajo de la cueva de Nuestra Señora de Covadonga Recuerdo que una vez llegó el Sporting de Gijón de retiros espirituales a Covadonga, uno de los días, Roman Galárraga, que era su entrenador, decidió organizar una caminata con nosotros por el camino original, pero a mitad del mismo decidió dar la vuelta con su equipo, recuerdo que le pareció excesiva la pendiente. Como anécdota la alineación del Sporting titular que allí estaba era: García Cuervo, cárdenas, Alonso, Uribe, Puente, Eraña, Montes, Pocholo, Solabarrieta, Valdés y Amengual, yo era un niño de 9 años, pero aquello jamás se me olvidó.